Pan de espelta en panificadora

Este verano nos compramos una panificadora. Somos muy amantes del pan casero, pero se debe reconocer que hacerlo a mano resulta algo trabajoso. Tras algunos intentos de cogerle el truco a la panificadora hemos conseguido encontrarle el punto y Júlia ha elaborado un pan de espelta riquísimo.

Basándonos en sus intentos y experimentos creemos que la clave está en echarle un poquito de azúcar. Para empezar a conocer nuestra panificadora empezamos con recetas de pan normal. El problema es que quedaba una corteza demasiado dura. Para arreglarlo un poco de leche, azúcar y aceite añadido a los ingredientes básicos para elaborar pan nos lo solucionó.

El pan de espelta terminado con dos rebanadas cortadas.

Una vez nos salió bien lo más básico nos decidimos por experimentar con distintos ingredientes y tipos de harina.

Os paso la receta. No somos expertas en elaborar pan con panificadora pero si seguís bien los pasos y programa os quedará un pan de espelta blandito al estilo de pan de molde y con una miga consistente pero aireada al mismo tiempo.

Ingredientes necesarios para preparar pan de espelta en panificadora

  • 500 gr. de harina de espelta
  • 1’5 cucharadita de levadura panificable
  • 300 ml. de agua
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 2’5 cucharaditas de azúcar blanco
  • sal

Elaboración paso a paso de pan de espelta

  • Colocamos en la cubeta de la panificadora en primer lugar todos los líquidos: agua templada, aceite.
  • A continuación añadimos la sal y el azúcar
  • Por último, la harina de espelta. En la harina hacemos un agujero e el centro en el que incorporaremos la levadura.
  • Introducimos la cubeta en la panificadora, la cerramos y ponemos el programa básico. El 1. Nosotros tenemos la panificadora princess 152006. Pero todas las panificadoras tienen un programa básico.
  • Programamos también la opción de pan blanco ya que nos gusta que el pan no quede demasiado tostado.
  • Solo nos queda esperar a que la panificadora cumpla el programa. Suelen ser unas 3 horas.

De esta forma tan sencilla ya tenemos el pan de espelta listo de una forma fácil y rápida. En casa nos gusta que la corteza quede blandita por ello dejamos que el pan se temple sin abrir la tapa de la panificadora. Si queréis una corteza más crujiente tenéis que sacarlo en caliente para que no se ablande con el propio vapor de la cocción.

Espero que os guste la receta y disfrutéis de vuestro pan de espelta casero tanto como nosotros. Para desayunar con una buena mermelada casera está riquísimo Ya me contaréis en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *