Croquetas de merluza caseras

Una buena forma de aprovechar la merluza que nos ha sobrado es preparar unas ricas croquetas de merluza caseras. La receta también se puede elaborar con otros tipos de pescado. Es importante que no tenga espinas.

Por otra parte las croquetas de merluza son ideales también para aquellos niños que se muestran reticentes al consumo de pescado. La elaboración de las croquetas no entraña dificultad pero si que resulta algo laboriosa.

Croquetas de merluza caseras plato terminado

Ingredientes para preparar croquetas de merluza caseras
  • 3 lomos de merluza cocidos o el equivalente en peso. También puede ser merluza frita o guisada
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 3 cucharadas soperas colmadas de harina
  • 150 ml, de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 huevos
  • Pan rallado.

Con estas medidas salen unas 20 croquetas más o menos del tamaño de una nuez.

cartel dificultad media preparación 1 hora

Elaboración paso a paso de croquetas de merluza
  1. En primer lugar pelamos, lavamos y picamos muy bien la cebolla.
  2. Cubrimos la sartén con aceite de oliva.
  3. Cuando el aceite está caliente añadimos la cebolla.
  4. Picamos el pescado en la picadora.
  5. Cuando la cebolla vaya transparentando (sobretodo evitar que se dore demasiado) se añaden las tres cucharadas de harina.
  6. Removemos y dejamos que cueza todo unos minutos.
  7. A continuación añadimos la merluza picada y emulsionamos bien los ingredientes.merluza en picadora
  8. Tras este paso es el momento de añadir la leche y la sal al gusto.
  9. Vamos removiendo y la masa de croquetas nos irá espesando. Sabemos que la masa está lista cuando por ella misma se va despegando de la sartén y tomando una forma consistente.adherencia de la pasta hecha para croquetas de merluza
  10. Guardamos la masa de las croquetas de pescado en un tupper y dejamos reposar unas horas ( puede ser de un día para otro) en el frigorífico.
  11. Transcurrido ese tiempo retiramos las croquetas del frigorífico.
  12. Vamos formando bolitas de masa más o menos del mismo tamaño.
  13. Las pasamos primero por huevo batido con un pellizquito de sal y después las empanamos con el pan rallado. Al pasarlas por el pan rallado les podemos dar una forma un poco más alargada.
  14. A continuación pasamos a freírlas en abundante aceite de oliva.
  15. Cuando estén doradas por todos los lados las retiramos y emplatamos.

¡Ya tenéis las croquetas listas para servir!. Si no las queréis consumir todas de una vez se pueden congelar empanadas y freírlas en el momento en que las vayamos a usar. Las croquetas de merluza están deliciosas y es una buena forma de aprovechar el pescado sobrante. Son ideales para una comida o cena y las podéis acompañar de una cremita de verdura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *